Para todas aquellas personas que acuden a una estética dental con la finalidad de hacerse un tratamiento de ortodoncia dental, hoy les recomendamos tres claves con las que podrá evitar ser víctima de una mala ortodoncia.

Porque seguro que existirán algunas cosas peores que pasar por un tratamiento de ortodoncia dental, para nadie es secreto que es un tratamiento doloroso y sumamente costoso, que muchas veces podría llegar a causar más daños que beneficios si no se toman las ciertas medidas preventivas al tratamiento.

Por lo que hoy día seguro que algún especialista de la estética dental que decida visitar, le aconsejara al paciente lo siguiente; Sin ningún tipo de vergüenza, por el contrario esta en todo su derecho, el paciente puede comprobar que el médico que le va a realizar el tratamiento de ortodoncia dental, este realmente titulado, posea la experiencia que indica su historial, le realice un examen radiográfico, fotográfico y clínico antes de iniciar el tratamiento.

Del mismo modo se aconseja que al momento de programar las visitas medicas en la estética dental, se asegure de que entre cada cita no haya un tiempo mayor a 21 días, ya que esta es la cantidad de días necesarios para garantizar el avance del tratamiento.

Por último y no menos importante, el paciente es quien realmente conoce su cuerpo, el comportamiento de su dentadura, cuando realmente se están moviendo sus dientes, en fin quien mejor que el paciente para saber si el tratamiento va evolucionando de una manera correcta.  Por lo que en el momento que no note ningún cambio o sienta algo extraño en el proceso, lo mejor es suspender el tratamiento y consultar otro especialista. Porque una mala praxis en ortodoncia detectada a tiempo y con un tratamiento interdisciplinario, tiene la posibilidad de que se solucione cualquier inconveniente causado anteriormente.